LIGA PERMANENCIA EN EBA

El CB Andújar gana al filial de Betis en un partido gris que abrió la liga de permanencia en EBA

Antón trata de anotar ante la defensa del equipo sevillano. /JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ
Antón trata de anotar ante la defensa del equipo sevillano. / JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ

El bajo guarismo del marcado reflejó el estado de ansiedad de ambos equipos

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR

El CB Andújar Jaén Paraíso Interior se impuso este sábado al filial del Betis Energía Plus, 56-48, en el primer partido de la liguilla de permanencia en EBA disputado en el pabellón polideportivo andujareño. El pírrico guarismo evidenció el estado de ánimo y de zozobra de los dos conjuntos; uno el andujareño que se ha topado con la realidad de la lucha por la supervivencia cuando estaba llamado a retos mayores, y el otro el sevillano, que anda en horas bajas, como su primer equipo de la liga ACB ENDESA. El desacierto y la angustia marcaron el ritmo del partido.

El joven equipo del Betis maniató en los primeros compases al conjunto andujareño, que se ofuscó ante la consistencia defensiva de un imberbe equipo que parecía superior e intimidatorio, donde se agarró a su pívot Demuth, quien fue por su estatura amo y señor debajo de los tableros. El Betis infligió un parcial de 8-0 y el CB Andújar no anotó hasta los seis minutos del choque. En el segundo cuarto, los locales mejoraron sus prestaciones y lograron equilibrar la contienda, aunque los hispalenses marcharon con ventaja en el electrónico.

Tras la reanudación, los andujareños intensificaron su defensa y sacaron a relucir la inexperiencia del contrincante, que se mostró muy errático en el pase y que se salvó gracias a la calidad de su escolta Mateusz y los fallos incomprensibles de los andujareños bajo el aro. Pero ya en el último cuarto, entraron en escena Suka, Curro y Antón y decantaron con su acierto el choque a favor de los andujareños para otorgarle un triunfo vital que no le hunde en la clasificación, porque ha partido en esta liguilla con un pobre bagaje de victorias. Triunfo sin lustre, pero esperanzador de cara al futuro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos