El parque natural Sierra de Andújar arrinconado y abandonado a su suerte

Vista panorámica de Lugar Nuevo, desde e Santuario. / J. C. González
DENUNCIA DENUNCIA

FRANCISCA ESTEBAN PEDRAJAS Presidenta de la junta rectora del parque natural sierra de andújar
Jueves, 2 noviembre 2017, 18:30

Es una mezcla de impotencia y dolor. Me pregunto por qué se declaran zonas de especial conservación, si luego las administraciones competentes no ofrecen recursos para poner en valor estos espacios, o los recursos que llegan lo hacen con cuenta gotas. Me pregunto cómo

puede apuntalarse tanto el desequilibrio entre territorios igualmente protegidos, e impedir el desarrollo igualitario de estos espacios.

Se echa en falta la equidad en el reparto económico entre los cuatro parques naturales de la provincia. Y, entre tanto, los Ayuntamientos del parque, Villanueva de la Reina, Marmolejo, Baños de la Encina y Andújar, que vienen sufriendo las secuelas de la crisis, dicen que “de dónde quitan ellos para poner en donde quienes tienen que poner no ponen”.

El parque natural Sierra de Andújar es el segundo en extensión de la provincia de Jaén (75.000 hectáreas) y puede presumir ante el mundo de biodiversidad a prueba de estudiosos. Cuna del lince ibérico, alberga muchas más joyas que lo hacen único: águila imperial ibérica, la rapaz más amenazada de Europa ; buitre negro -única colonia de la provincia de Jaén- la rapaz más grande de Europa ; cigüeña negra, lobo, nutria, ciervos, muflones, gamos, corzos o jabalíes…El que luce cielos en donde baten sus a la gran parte de las aves que viven en la península (178 especies diferentes); el que recrea espectaculares dehesas de encina, alcornoque y bellos bolos graníticos; el que permite noches espectaculares para la observación de las estrellas; el que destaca por su variedad amplia de reptiles, anfibios o insectos tan bellos como los odonatos; el que presume de pantanos, ríos y majestuosos paisajes de bosque mediterráneo y flora muy diversa; el que cobija a una de las romerías más antigua de España en honor a la Virgen de la Cabeza; el que mima las entrañas de los montes Lugar Nuevo, Selladores-Contadero, con fincas del Gobierno de la nación; el que aun así, y dejando infinidad de bondades bajo la frondosidad de su vegetación y sus aguas llenas de vida, sigue siendo el que recoge las migajas de lo que sobra por otros lados, si es que acaso llegan.

Mucha promesa e iniciativa parlamentaria, pero nada de nada. Al final todo se convierte en un escurrir el bulto, dar tiempo a la inoperancia política y esperar que todo agonice en los cajones de los despachos. Cada año menos inversión, y encima, eliminando proyectos que ya habían sido aprobados anteriormente.

Las administraciones, y nuestros representantes políticos todos, parecen haberse propuesto aburrir a quienes queremos despegar como lo han hecho otros. La historia siempre es la misma: se piden informes y luego más informes de los informes, y luego caducan los informes o hay queampliar los informes. Vuelta a empezar.

La Junta de Andalucía sin inversiones adecuadas para impulsar los proyectos necesarios para su desarrollo, con caminos faltos de arreglo y mantenimiento y con falta de personal que ha llevado, por ejemplo, a que el Parque Forestal del Cercado del Ciprés haya estado cerrado por lastardes por falta de personal, precisamente uno de los recursos más visitados por la ciudadanía. El Estado, que ni si quiera es capaz de señalizar el Parque Natural Sierra de Andújar desde la A-4, ni de molestarse en saber de qué manera podría estar vulnerándose, desde 2003, la Ley de Vías Pecuarias con un decreto de la administraciónautonómica que rezuma tufillo de ordeno y mando, y que afecta a 16 de las 18 vías pecuarias que atraviesan el parque natural restringiendo su uso, y que, “curiosamente”, no restringe nada en los parques colindantes, como si un muro enorme separase la flora y fauna entre parques.

¿Cómo es que esta anormalidad no ha llamado la atención? ¿Cómo nadie se ha preocupado por saber si el decreto se ajustó a la legalidad y si puede seguir manteniéndose en el tiempo para perjuicio de la ciudadanía después de casi 15 años de su aplicación? ¿Dónde los políticos y dónde las organizaciones ecologistas de Andalucía?. Es triste y deprimente. Injusticia, literalmente una injusticia.

Secciones
Servicios