Los niños de Arjona que frenaron el horror del Vietnam por unos instantes

Gran parte de aquellos alumnos reunidos en la plaza de Santa María de Arjona /J. C. GONZÁLEZ
Gran parte de aquellos alumnos reunidos en la plaza de Santa María de Arjona / J. C. GONZÁLEZ
COMARCA

Todo surgió en el año 1971 en una clase del colegio Ave María

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ARJONA

El maestro propuso a su treintena de alumnos de seis años como terminar con tanta crueldad que veían en la guerra de Vietnam por televisión.

Uno de esos niños que acaban de rebasar los 50, Alfonso Pérez, recuerda aquel día como si lo estuviera viviendo hoy. Rememora que estaban muy próximas las fechas navideñas y andaban muy sobresaltados y conmocionados por las terribles imágenes que veían de la guerra “y ante la propuesta que nos lanzó el profesor de como podíamos acabar con tanto dolor que veíamos que asolaban a la gente y a los niños, desde nuestra inocencia de niños pensamos en escribir a los que mandaban en la guerra”, relata Alfonso.

La guerra de Vietnam estaba en todo su apogeo, porque Estados Unidos acababa de entrar en conflicto “y haciendo caso a la súplica de los niños de Arjona, hubo una tregua de dos o tres días en las vísperas de Navidad, para que los niños pudieran jugar, como nosotros queríamos”, cuenta Alfonso, quien añade que con el paso de los años se dieron cuenta de la enorme repercusión que tuvo la carta.

El director del colegio Ave María (este centro educativo fue derrumbado para construir unas casas) fue quien se encargó de que la misiva llegara a las altas esferas. Cuentan que el Gobernador Civil de Jaén también jugó un papel capital en esta emotiva y entrañable historia.

El Ayuntamiento de Arjona les hizo varios reconocimientos a estos chavales, el propio Gobernador Civil también participó en uno de ellos y como premio disfrutaron de un viaje a Granada, donde el obispo de Granada les recibió en audiencia y durante cinco días estos niños estuvieron hospedados en el hospital San Juan de Dios. Alfonso constata que esta historia ha dejado huella en varias generaciones, pero matiza que a nivel general “somos hoy los grandes olvidados, porque no estaría mal que en estos tiempos también conflictivos se realzara esta iniciativa, porque serviría para concienciar a la población de lo que hoy padecen muchos niños por las guerra, por lo que aquella idea que salió de la clase de don Rafael tiene mucha vigencia en la actualidad”, conmina.

Otro de aquellos niños, Francisco Criado, confiesa que se mostraron muy sorprendidos cuando les llegó por carta la confirmación de la tregua de unos días por la Navidad. Después se sucedieron los acontecimientos en el pueblo jienense incrustado en la Campiña Norte Jiennense. “Vinieron la televisión y los periódicos a visitarnos y eso que antes no había redes sociales ni internet, sino esto hubiera tenido más bombo”, apunta Francisco. Muchos de aquellos niños viven en el pueblo y el resto en localidades cercanas y en las ciudades de Jaén y Granada. “Siempre que nos vemos y nos juntamos hablamos de este hecho tan grandioso”, recalca.

El alcalde de Arjona, Juan Latorre, afirma que aquel acontecimiento engendró una semilla de bondad entre los habitantes de una monumental localidad olivarera que ha dejado entre otras personas ilustres a Juan Eslava Galán o el rey Alhamar. Su cruce de civilizaciones también debe invitar a la confraternización entre el pueblo árabe y Europa, pero la dosis d de realidad que derrama Alfonso, “es que la guerra es una industria”, sepulta cualquier atisbo de esperanza como la que se vivió en aquella Navidad de 1971.

Temas

Arjona

Fotos

Vídeos