La espectacularidad de la berrea en la sierra atrae cada vez más a los turistas

Ciervo berreando en la serranía. /VICENTE LAGUNA
Ciervo berreando en la serranía. / VICENTE LAGUNA

La caza mayor propicia una variedad cinegética que atrapa a las visitantes y de ello se benefician los alojamientos rurales

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR CORRESPONSAL

La berrea y el inicio este fin de semana de la temporada de las monterías, preludian un otoño-invierno de una intensa actividad en la serranía y un rédito especial a los alojamientos turísticos del entorno.

El presidente de la Asociación de Fotógrafos de Andújar (Afoan), Vicente Laguna, constata que la berrea atrae a muchos fotógrafos de la naturaleza «las redes sociales sirven de reclamo y muchos amantes de lo natural acuden a nuestra sierra, que benefician mucho a los alojamientos rurales». Su colectivo de fotógrafos ha realizado jornadas sobre la berrea «han venido de Madrid y se han ido encantados por lo que el espectáculo de la berrea es muy importante para Andújar y la comarca», reseña Laguna.

Ramón Barrios, conocido propietario de un alojamiento turístico que se incrusta a medio camino entre Andújar y el Santuario, indica que «estos últimos fines de semana la sierra es una feria y esto es muy bueno para nuestros negocios», subraya Barrios. Con la berrea comienza un periplo que se extiende con las monterías y llega hasta la época del celo del lince en invierno y concluye en primavera con la Romería de la Virgen de la Cabeza «este puente lo tengo todo lleno», afirma. Lo religioso y los valores naturales del entorno propician la llegada masiva de turistas los fines de semana al entorno protegido de Andújar.

Mucha variedad

El director-conservador del parque natural Sierra de Andújar, José María Molina, destaca que los animales tienen muy buena presencia «por la primavera tan generosa de lluvia», explica. El gran número de cotos de caza mayor que posee la sierra y la variedad de los animales son el caldo de cultivo para que la berrea se convierta en un espectáculo llamativo en la serranía andujareña.

El ciervo es la especie cinegética con más importancia en el enclave natural, seguido del gamo, jabalí y muflón. Así se desprende del número de piezas que se cazan en las monterías. En la temporada 2016-17 se dieron en el parque natural 42 monterías, 22 ganchos y 4 batidas. Se cazaron 3.145 ciervos, 935 gamos, 77 muflones y 706 jabalíes. «En la última década la caza mayor ha ido en aumento en la sierra», concluye Molina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos