La ausencia de lluvia propicia unja gran campaña de algodón pero amenaza seriamente al olivar

El tiempo y sus efectos diferentes en el campo

Recogida de algodón en el Camino Del Calvario. /J. C. GONZÁLEZ
Recogida de algodón en el Camino Del Calvario. / J. C. GONZÁLEZ
AGRICULTURA

Los responsables agrarios de la zona avisan de los efectos perjudiciales que ocasiona la falta de agua que ha llegado este sábado

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR CORRESPONSAL

La metereología y el campo son un binomio que están intrínsecamente unidos y a la vez reñidos. Yesta relación tan especial y singular es muy reveladora en una zona de sierra y campiña pegada a orillas del Guadalquivir, como es Andújar y su comarca.

La ausencia de lluvias ha dejado una gran campaña de algodón en el municipio andujareño «la falta de precipitaciones va a propiciar un descenso de kilos de aceite, ha ocasionado escasez de pasto para el ganado y la campaña de algodón ha sido muy buena, y aunque los algodoneros están contentos, quieren ya la lluvia», apunta el delegado local de ASAJA, Miguel Girón, quien considera que era fundamental el agua en septiembre y octubre para el olivar. «Lo que es bueno para el algodón es malo para el olivar», asevera Girón, quien demanda el agua para la siembra del trigo ahora en noviembre. «Hace tiempo que no veo por otoño chaparros secos en la sierra y el pasto del ganado también se seca, por lo que hace falta que llueva al menos una semana», implora. Girón avisa que también puede peligrar el abastecimiento humano, porque el pantano del Rumblar está al 23% de su capacidad.

Calidad

La delegada local de COAG e integrante de la ejecutiva provincial, Remedios Peña, precisa que los calores han disuadido a las plagas en los algodonales «por lo que se ha producido un algodón muy sano y de una gran calidad excelente, con una media muy alta, de unos 3.000 kilos por hectárea», constata este dirigente agraria.

Pero la ausencia de agua ha dejado sensaciones contrapuestas «la falta de lluvia ha dejado el olivar de no secano listo, porque parece que algunos olivares están cortados por abajo porque llevamos un verano muy largo, que ha provocado que el campo no se haya refrescado y la sierra está seco, por lo que hay que comprar pienso para el ganado», subraya. Peña avisa que el olivar se puede resentir para el año que viene «porque se tienen que reponer de ese año de la sequía», explica esta responsable agraria. Señala que los 30 litros que han caído en octubre son insuficientes para el campo.

El dirigente local de UPA, Juan Santamaría, también indica que la campaña del algodón ha sido muy buena, en una zona como Andújar que concentra unas 1.500 hectáreas de los algo más de 4.000 que existente en la provincia de Jaén. El precios se sitúa en una media de 40 céntimos por kilo y este año va a fluctuar ante la gran cosecha que se ha producido. «Como el tiempo ha venido tan bueno, la gente lo ha cogido muy deprisa y lo han vendido al precio que piden en las desmotadoras», especifica Santamaría.

Santamaría posee olivares de riego y secano, por lo que es testigo de primera mano de la realidad tan diferente de ambos árboles «el secano no vale para nada de momento, y si nada lo remedia se puede perder casi todo, e incluso está peor que antes de la lluvia que cayó hace unos días», afirma. El agua de este sábado puede ser un bálsamo, si es más continuada.

Temas

Sequía

Fotos

Vídeos