El técnico del área de Medio Ambiente defiende la profesionalidad en las tareas de poda

MEDIO AMBIENTE

J. C. GONZÁLEZ ANDÚJAR

El técnico del área municipal de Medio Ambiente, Alberto Puig, ha salido al paso de la posible reprobación que le quieren interponer en el próximo pleno varios colectivos de la ciudad (integrados en la Federación Isturgi) al entender que ha existido una 'mala praxis' en las labores de poda que se se está realizando en la arboleda de varias zonas de la ciudad.

Puig explica que el arbolado de la ciudad tiene una función distinta al de la ribera del río o de los grandes parques urbanos. «En la ciudad los árboles están cerca de los niños y las personas mayores por lo que se debe estabilzar el crecimiento», detalla.

Este profesional explica que las podas se realizan en invierno «y después se hacen labores de tratamientos de ramas bajas y de corrreción de la poda cuando vemos en en primavera las copas de los árboles tienen un volumen que comprometen la estabilidad del árbol y la seguridad de las personas».

En este sentido ahonda que las lluvias han provocado mucha frondosidad «y también se suelen tratar por enfermedades». También deja claro que en las podas se respetan los nidos y defiende la labor de los profesionales. Conmina a colectivos como Ameco e Isturgi a que sean más constructivos en sus sugerencias y planteamientos «hemos sido muy selectivos en la poda», argumenta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos