IU y la Plataforma del Río indican que las medidas del gobierno no evitarán riadas

Soluciones que no convencen

Estado del río Guadalquivir a su paso por la ciudad el pasado lunes. /Andújar Express
Estado del río Guadalquivir a su paso por la ciudad el pasado lunes. / Andújar Express
INUNDACIONES

Estas reacciones se producen cuando el río y los embalses han experimentado una importante crecida por as últimas lluvias

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ Andújar Corresponsal

El responsable de Medio Ambiente de la comité local de Izquierda Unida, José Manuel Marín, ha indicado que el nuevo anuncio de dragado del río y la limpieza de sedimentos efectuado por responsables del Gobierno de la Nación y de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir entre los dos puentes «va a suponer hacer un hoyo en esa zona, a eso se reduce el proyecto y esto se ha hecho en más de una ocasión desde finales del siglo ha sido inservible», lamentó Marín en su comparecencia.

Este geólogo sentencia que se van a gastar 408.000 euros «para nada, por lo que es un insulto al sentido común», espetó. Marín añadió que no se quiere derribar la presa de Marmolejo «por encima de la Confederación, Antonio Sanz y Mariano Rajoy están las multinacionales y en concreto Endesa y no quieren quitar la presa porque le deja dineros», subrayó.

El problema

José Manuel Marín enfatizó que el verdadero problema del río «es que precisa de un cambio de sección por todo el cauce, porque si no se hace no servirá para nada, lo que pasa es que vale mucho dinero y nos entretienen con unas máquinas y una retirada de barro, que es una formna de tirar el dinero», aseguró Marín.

Este experto afirmó que se ha cambiado la pendiente desde la presa hasta el río «a medida que baja la pendiente también lo hace la velocidad del agua y por tanto hay menos capacidad para evacuar agua y por tanto se desborda el río por ambas márgenes», explicó.

El integrante del comité local de Izquierda Unida aseguró que han tratado de conformar a las dos últimas corporaciones municipales «les han vendido la burra, aunque integrantes de la plataforma siempre han mostrado su decepción con este estudio, porque eran conscientes de que no iban a resolver el problema», enfatizó Marín, quien agregó que cuando dentro de tres o cuatro años se limpie el río de barro «volveremos a estar en la misma situación, con la amenaza de que el río se desemboque y haya de nuevo inundaciones», lamentó.

La Plataforma en Defensa del Río Guadalquivir dice que se necesita más dinero. Así lo ha afirmado a esta redacción su coordinador, Juan Conde, porque exige que se drague el río desde la presa de Marmolejo hasta el puente romano «no se ha contado con nosotros y pensamos que se debe actuar en la presa», conminó.

Juan Conde avisa que puede haber inundaciones «el río ha crecido y los embalses se están llenando». Por ejemplo el Rumblar ha llegado al 72%, cuando el 25 de febrero no llegaba al 20%. El Encinarejo supera el 80% y el Jándula se acerca al 60%. El pasado lunes río el río Guadalquivir alcanzó una altura de 193 metros, cuando a partir de 196 suenan las alarmas. «El problema que el río está lleno de lodo, y en cualquier momento cuando llueva pueden producirse nuevas inundaciones», apunta Conde.

Problemas en Los Villares

Las precipitaciones de las últimas semana han agravado el mal estado de la carretera de Los Villares de Andújar. Si vecinos y usuarios se han quejado de su deterioro entre Andújar y este poblado, el agua ha evidenciado la falta de mantenimiento de los arroyos y cunetas, que han provocado cortes de carrretera en varios tramos de las vía.

El presidente de la ELA-Los Villares-San Escobar, Diego Ortega, viene reivindicando desde el año 2012 a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir el mantenimiento de los arroyos y el arreglo de la carretera de Los Villares, bien desde su tramo desde Andújar y hasta el que discurre a Villanueva de la Reina, que es la carretera JA-2321 «es cierto que se han hecho algunas limpiezas en los arroyos Martin Gordo y Martinmalillo, pero estas necesitan de más continuidad», especifica Ortega, porque explica que cada vez haca falta menos agua para que se inunde, por lo que se originan cortes en la vías que ocasionan muchas molestias y peligro para los vecinos «porque se quedan incomunicados o se puede precipitar por los márgenes de la carretera, debido a la falta de visibilidad por la gran cantidad de agua acumulada».

Diego Ortega ha manifestado que el arroyo Martinmalillo estuvo a punto de desbordarse el lunes por la tarde, al alcanzar la altura máxima. «Los técnicos de las carreteras saben como están el estado de los arroyos, porque les adjuntamos fotos», dice.

Por otra parte, miembros de Protección Civil estuvieron vigilando la ribera del río Guadalquivir ante el riesgo de desborde. La lluvia cesó y se acabó el problema.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos