El catedrático Ignacio Ahumada se centró en las singularidades del habla andujareña

Proponen a la ciudad incluirla en una ruta de San Juan de la Cruz para fomentar el turismo religioso

Ignacio Ahumada, Juan Carlos Toribio, Juan Lucas García y Juan Vicente Córcoles. /J. C. GONZÁLEZ
Ignacio Ahumada, Juan Carlos Toribio, Juan Lucas García y Juan Vicente Córcoles. / J. C. GONZÁLEZ

El profesor Juan Carlos Toribio aboga por difundir más lo manuscritos de Andújar en las jornadas de Patrimonio

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR CORRESPONSAL

La tercera sesión de las XI Jornadas de Patrimonio de Andújar y Comarca se centraron en el habla de Andújar y en el manuscrito de San Juan de la Cruz. Sobre este segundo tema habló el profesor emérito de Lengua Española y poeta, Juan Carlos Toribio.

Este estudioso destacó como la parroquia de Santa María la Mayor salvaguarda el manuscrito de San Juan de la Cruz ‘Dichos de Luz y Amor’ y abogó por que se divulgara más entre los escolares de la ciudad.

Toribio planteó una lectura reflexiva sobre este manuscrito inspirada en Séneca «poniendo en práctica valores como la humildad, el bien y la felicidad». Este manuscrito perteneció a la familia de los Piédrola, que emparentó por matrimonio con el conde de la Quintería, quien en 1918 donó a la parroquia de Santa María el manuscrito «se podría potenciar el turismo religioso con una ruta sanjuanista porque es una joya junto con El Greco», propuso.

El habla de Andújar

El doctor en Lengua Española, Ignacio Ahumada, disertó en su conferencia sobre el español hablado en Andújar. «Una de las singularidades del habla de Andújar es el ‘seseo’ «que es el fenómeno más característico del español porque de los 500 millones de hispanohablantes el 95% utilizan el ‘seseo’ por Latinoamérica, pero es España si es una singularidad porque posee una escasa incidencia», aportó. Ahumada añadió que el léxico de Andújar si posee peculiaridades. Puso como ejemplo la palabra altozano como una de las palabras más características del español de Andújar «por ejemplo en Córdoba y Sevilla a las plazas se les conoce como altozanos, pero el único sitio de la provincia de Jaén que se denomina así es en Andújar», explicó.

Ignacio Ahumada explicó que la cercanía de Andújar con Córdoba y Sevilla propicia el ‘seseo’ y estas denominaciones tan peculiares. «Andújar es la zona más occidental de la provincia de Jaén y es lógico se irradien fenómenos lingüísticos en la sociedad», apuntó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos