El pregonero de la Semana de Andújar alienta a la juventud a que mantenga perdurable la llama de la fe y la tradición

´Angel Fernández durante su alocución el pasado sábado por la noche en el Teatro Principal. /J. C. GONZÁLEZ
´Angel Fernández durante su alocución el pasado sábado por la noche en el Teatro Principal. / J. C. GONZÁLEZ
Precisó los contrastes y variedad que identifican a esta manifestación en la ciudad

Este joven cofrade cautivó al numeroso público asistente por su pulcro verso y sus lúcidos mensajes sobre el cristianismo

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ Andújar CORRESPONSAL

Ángel Fernández Muñoz impregnó su pregón de la Semana Santa de su trayectoria cofrade, porque está implicado de lleno en las hermandades del Gran Poder, Buen Remedio y la Matriz de la Virgen de la Cabeza. Fue presentsado por Francisco Fuentes, tras la introducción de Salvador Paulano. Su prosa y poesía caló muy hondó entre los asistentes, quienes quedaron maravillados por el mensaje pulcro que lanzó sobre el sentimiento cristiano de la Semana Santa.

Esa naturaleza de cofrade la enfocó en la vida pastoral de las cofradías a lo largo del año «que no es solo en Semana Santa, porque son grupos muy activos dentro de la Iglesia», resaltó. Su juventud también se notó en su alocución, porque ponderó en la labor que desarrollan los jóvenes dentro de las hermandades «trabajan en las labores de priostía, son costaleros, integrantes de bandas y son numerosos los jóvenes que se implican en las cofradías», dijo.

Fernández alabó el guiño que la Agrupación de Cofradías le ha hecho este año a la juventud, porque el cartel, la figura de un niño capitaliza la obra fotográfica de Carlos Ángel Gálvez. El joven pregonero habló de todas las cofradías y prestó un especial atención en el Gran Poder, donde se introdujo en el mundo cofrade. Tuvo un especial recuerdo para la Hermandad de la Paciencia, que cumple 300 años. Agradeció al Ayuntamiento su apuesta por la Semana Santa andujareña y alentó al alcalde a que la propagara y difundiera más.

En su pregón intercaló la prosa con el verso y alentó a la pervivencia para la eternidad de la fe y las costumbres de la ciudad, de ahí que hiciese un llamamiento a la juventud a implicarse de una forma íntegra las hermandades de las ciudad «es una forma de acercarse a Dios, a los principios cristianos y a ser una buena persona», recalcó en su declaración de intenciones, anoche en el Teatro Principal.

Sentimentalismo

Su referencia a las imágenes que procesionan las cargó hacia el sentimiento que despiertan en su paso por cualquier rincón de la ciudad «en el Domingo de Ramos se percibe el contraste porque por la mañana la ciudad está exaltada con La Borriquita después por la noche se convierte en oración con la Vera Cruz». El pregonero significó que la Semana Santa andujareña se adapta a los contrastes que encierra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos