En sus instalaciones gozan de una gran actividad, por lo que se sienten desbordados

Pioneros en la estimulación cognitiva

Usuarias de los talleres. /FOTO CEDIDA POR AFA ANDÚJAR
Usuarias de los talleres. / FOTO CEDIDA POR AFA ANDÚJAR

La Asociación de Familiares con Alzhéimer de la zona introduce nuevas tecnologías en las terapias

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR CORRESPONSAL

La Asociación de Familiares con Alzhéimer y otras Demencias de Andújar (Afa Andújar) acoge a más personas en sus instalaciones que acuden con un diagnóstico más temprano «por lo que estamos un poco desbordados», afirma su presidente, Antonio Porras.

El máximo responsable de este colectivo señala que las instalaciones del Centro Municipal de Iniciativas Sociales se han quedado pequeñas «somos una asociación atípica, porque disponemos de unos talleres muy específicos». Hace esta afirmación porque explica que sus terapias «cuentan con una tecnología muy avanzada». Emplean los ordenadores para la estimulación cognitiva, así como pizarras digitales, televisiones avanzadas, «no estamos convirtiendo en una asociación puntera, porque estamos digitalizados al 90%», desgrana Porras.

Resultados

El presidente de Afa asegura que estas terapias tan avanzadas le han convertido en una asociación puntera «con efectos beneficiosos para los usuarios y las familias». Porras apunta que el Antiguo Seminario sería el lugar ideal para el desarrollo de estas actividades. «Aquí las administraciones se tienen que involucrar», conmina.

El máximo responsable del colectivo del alzhéimer en la ciudad indica que a las personas con diagnóstico temprano de la enfermedad les sirve de un gran estímulo e incentivo el manejar los ordenadores que ven usar a sus hijos y nietos. «Se sienten útiles», espeta.

La asociación cuenta además con su servicio de transporte, conformado con dos furgonetas «tenemos gran ayuda de la Caixa de la Caja Rural, pero nos hemos quedado muy justos de espacio», explica. Un total de 42 personas acuden todos los días a las dependencias que cuentan con el apoyo profesional de 11 personas, integrados por psicólogos, logopedas y fisioterapeutas, auxiliares y conductores.

Antonio Porras le recuerda a la Junta de Andalucía que se comprometió a una serie de compromisos con la Confederación del Alzhéimer, de los que no ha visto su materialización.

Porras lleva ya mucho tiempo como responsable de la asociación en la ciudad. En este sentido confiesa que ya está llegando a la hora del relevo «uno se nota cansado porque nos dejamos el alma, pero el recuerdo de mi madre me infunde ánimos y ganas, aunque llegará el día en que tengamos que parar». Pide que las familias que han perdido ya a un ser querido, sigan involucrados en el colectivo para seguir cumpliendo con la misión de ayudar a las personas que han perdido sus recuerdos y su memoria.

Esta asociación lleva una dilatada trayectoria trufada de logros y reivindicaciones. Antonio Porras señala que a nivel nacional mantienen su lucha para que se reconozca al alzheimer como una discapacidad. A nivel comarcal solicita que el hospital Alto Guadalquivir tenga una consulta de Neurología. En otros hospitales comarcales si dispone de este servicio.

 

Fotos

Vídeos