La junta rectora seguirá mejorando infraestructuras públicas del Parque Natural

Una de las vías del Parque Natural Sierra de Andújar.
Una de las vías del Parque Natural Sierra de Andújar. / J.C.G.
  • acondicionamiento

  • El director-conservador del parque natural Sierra de Andújar, José María Molina, ha anunciado que la Consejería de Medio Ambiente va a realizar actuaciones de mejora de infraestructuras de uso público del parque natural Sierra de Andújar.

La aspiración de la Junta Rectora y del Parque Natural Sierra de Andújar será el de mantener el nivel de conservación de las especies en peligro de extinción como son el lince ibérico, el águila imperial o el buitre negro.

Molina hace un somero balance de lo que ha supuesto el primer Plan de Desarrollo Sostenible de este espacio protegido, una vez que la Junta de Andalucía ha presentado ya las premisas de lo que será el segundo. Señala que uno de los objetivos ha sido el de mejorar la calidad de vida de los habitantes del parque natural (conformado por los términos municipales de Andújar, Marmolejo, Baños de la Encina y Villanueva de la Reina).

El director conservador de este espacio protegido constata que el parque se ha visto mejorado en estas última década del su Plan de Desarrollo Sostenible en aspectos de uso público y de conservación con la multiplicación de las especies protegidas.

Caminos

José María Molina pone el acento en la mejora de los caminos, en las actuaciones forestales en la dotación de equipamientos como la mejora del Centro de Visitantes, la adecuación del punto de información en la oficina del parque natural, en la creación de publicaciones como la guía del parque natural, «el plan no es solo ambiental, porque han actuado distintas administraciones y hace falta mucha voluntad política porque hay muchas ideas e iniciativas por hacer», señala. Uno de los grandes retos en el entorno natural es la mejora de los accesos a varios enclaves señalados del espacio natural. A través del Red Vía se van a arreglar muchos caminos que se han deteriorado en los últimos años.

La estrategia de fomento económico sostenible se aplicará en un territorio de 174.184 hectáreas (74.774 dentro de los límites del espacio protegido), con una población de más de 51.252 habitantes. Su proceso de elaboración seguirá un modelo de amplia participación social que dará cabida a los principales agentes institucionales, económicos y sociales de la comarca, además de contar con los informes preceptivos del Consejo Andaluz de Gobiernos Locales, el Consejo de las Personas Consumidoras y Usuarias de Andalucía, el Consejo Andaluz de Medio Ambiente y el Comité de Acciones para el Desarrollo Sostenible.

El segundo plan prestará especial atención al fomento de la oferta de turismo rural y de naturaleza; la creación de sociedades comercializadoras de productos autóctonos; la obtención de denominaciones de calidad; el apoyo a las técnicas agrícolas respetuosas con el medio ambiente; el uso de las energías renovables, y el reforzamiento de los trabajos preventivos frente a los incendios forestales.