Un estudio insta a recuperar las murallas árabes para el turismo

Un estudio insta a recuperar las murallas árabes para el turismo
  • El andujareño Alfonso González de Corbella acaba de concluir en plena etapa de jubilación una tesis doctoral sobre las murallas árabes de la ciudad. Hasta la fecha solo hay constancia de que es la única persona en España ya jubilada que se haya doctorado en temas de construcción.

Con este trabajo no ha buscado la vanagloria y darse realce, "sino continuar con mi vocación que tengo desde uso de razón y que me viene desde familia", confiesa este aparejador de 70 años, con una dilatada experiencia en este mundo, y siempre a pie de obra, como remarca.

Además, ha obtenido un sobresaliente (con posibilidad de alcanzar un 'cum laudem') cuando aspiraba de una manera modesta a alcanzar el aprobado. Ha abordado un elemento patrimonial que está en grave peligro de deterioro, del que le gustaría se remodelara y recuperara y sueña en el día en el que pueda servir como reclamo turístico.

El día 7 de octubre la van imponer la medalla de doctor en la Universidad de Alfonso X El Sabio, donde como avanza se le va a erizar la piel, porque son actos reservados, en un principio, para personas más jóvenes.

Su trabajo reciente le viene por el amor que siempre le ha profesado a la construcción, "desde pequeño ya en brazos de mi madre veía entrar a gente que luego me enteré estaban ligadas a la construcción, porque mi padre era encargado de obras, o cuando mis amigos me venían a buscarme a mi casa, -rememora Corbella-, mi madre les decía que estaba en un sitio donde hacían obras, porque lo de aparejador era mi vocación auténtica". Su afán por progresar en esta profesión lo condujo al doctorado una vez cerrada su etapa profesional y pensó en las murallas árabes de su ciudad, que por desgracia se hallan en estado de abandono.

Alfonso González afirma que las murallas árabes fueron las obras más grandes realizadas en la ciudad a lo largo de su historia, con sus cerca de dos kilómetros de perímetro. "Que movió a muchísimas personas en el año 1200», relata. Los árabes escogieron Andújar para realizar esta gran construcción con la intención de que no fuera conquistada por los cristianos. "Tenía muchas torres y fosos que la hacían inexpugnable". precisa este aparejador.

El municipio reunía las condiciones idóneas para su levantamiento, porque estaba ubicada en una terraza plana, "por lo que a los árabes les sería fácil construir grandes torres y la materia prima la tenían a pie de obra, además de gran calidad para mantener con dureza la estructura", explica González de Corbella.

Lamenta que no se haya actuado con determinación en la restauración de este edificio, "no se pueden hacer parches, porque hay que rehabilitarlo y dejarlo como estaba en sus orígenes, porque lo impactante de su estado primigenio podría atraer a muchos visitantes", conmina mientras muestra sus dibujos que recrean su configuración.