«Mis nervios han ido a peor»

Manuel Amaro porta una pancarta denunciando la situación. /J. C. GONZÁLEZ
Manuel Amaro porta una pancarta denunciando la situación. / J. C. GONZÁLEZ

Un vecino con problemas de salud mental denuncia los trastornos ocasionados tras la prescripción de fármacos genéricos

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR CORRESPONSAL

Manuel Expósito Amaro, un vecino de 72 años, que padece, entre otras patologías, de nervios, depresión y ansiedad, denuncia que la prescripción de medicamentos genéricos le está ocasionando serios trastornos en estas anomalías, «en otras enfermedades si me están sirviendo, pero en las casos de salud mental me están matando porque me han creado un cuadro de ansiedad con síndrome de abstinencia», detalla.

Expósito añade que se tomaba su fármaco de su laboratorio correspondiente «y la última vez me recetaron un genérico que exige la Junta de Andalucía, concretamente el Servicio Andaluz de Salud». Dice que ha emprendido una lucha «por honor y no busco popularidad sino alertar de que muchos ciudadanos andaluces pueden pasar por mi situación y sé de conocidos que los genéricos han causado estragos». Manuel Amaro certifica que médicos especialistas han exigido que se prescriban los medicamentos preceptivos.

Confianza

Este vecino recuerda que confió en las recomendaciones de su farmacia que le aseguraba que el medicamento genérico le haría el mismo efecto «pero noté que no tenía la reacción que con mi medicamento, porque empezaba a bostezar y no dormir y decidí dejar de tomarlo, porque acabé con una ansiedad de caballo, mientras que mi medicamento me tranquilizaba, aunque es difícil curar el problema de los nervios», relata.

Manuel Expósito no va a cejar en su lucha porque tiene en mente la memoria de su padre, que fue un represaliado franquista por sus ideas progresistas. «Además este hecho me lleva a la inquietud y la desesperación al pensar que los enfermos somos víctima de una política totalmente irresponsable y peligrosa», atestigua.

Este vecino ha reunido toda la información y ha enviado un correo electrónico al gabinete de la Consejería de Salud, que en su contestación le informó que su situación se ha derivado al Servicio Andaluz de Salud (SAS) para que haga las gestiones. La contestación tuvo lugar el pasado día 2 de octubre. Entretanto, Manuel Expósito indica que en una ocasión, una farmacia de guardia si lo dispensó. Habitualmente no está teniendo esa suerte, como lamenta.

Los profesionales dicen que «sólo cumplen la Ley»

Esta redacción se ha puesto en contacto con personas que atienden el caso de Manuel. Atestiguan que se tienen que acoger a la Ley de la Subasta de los productos farmacéuticos de ámbito autonómico y atestiguan que el medicamento que se prescribe «tiene el mismo contenido químico, solo cambia la marca de laboratorio». Afirma que la Ley es igual para todos y una solución que se plantea es acudir a una farmacia de otra comunidad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos