Juicio sumarísimo a Jesús en Andújar

Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, a su llegada a la Plaza de Santa María. /J. c. gONZÁLEZ
Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, a su llegada a la Plaza de Santa María. / J. c. gONZÁLEZ

El Jueves Santo en Andújar dejó imágenes impactantes con la Sentencia, el Gran Poder y Nuestro Padre Jesús Caído en una tarde-noche fría

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR corresponsal

Jesucristo volvió s sufrir en la tarde del Jueves Santo iliturgitana un juicio inicuo e injusto, por la zona del Antiguo Hospital Municipal.

Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, nada más conocer la impía y cruel decisión, transitó con un rictus de dulzara y serenidad, tras haber sufrido. Este Cristo se asemeja cada al cautivo. Esta hermandad se está afanando en completar todo el juicio sumarísimo al que le sometió Poncio Pilatos y el pueblo que lo envió a la Cruz.

Este Misterio Evangélico de la Sentencia de Jesucristo está integrado por las figuras de soldados romanos realizadas por José Ramón Navarro y de Poncio Pilatos, esculpida por Manuel López. Ayer estrenó el tallado frontal del canasto y las dos maniguetas delanteras.

Su imagen de María Santísima del Buen Remedio cumplió ayer 30 años desde su primera salida de la capilla del Antiguo Hospital. En sus dos pirmeros años lo hacía desde el convento de las Monjas Trinitarias. Su cara blanca y juvenil evocóa los palios de la Pasión sevillana, por lo que la Semana Santa andujareña volvió a ofrecer su variedad de vertientes. En una de sus velas figuró una vela en recuerdo del pequeño Gabriel.

El cardenal José Manuel Estepa Llaurens partició el pasado miércoles por la noche en la Misa Preparatoria a la Estación de Penitencia de ayer Jueves Santo. La Hermandad del Buen Remedio, con 35 años de andadura supuso en los comienzos de la década de 1980 el resurgir del mundo cofradiero de pasión de la ciudad, que andaba decaído. Ha ido alcanzado madurez a pasos agigantados. Ayer se constató como el grupo joven le ha dado empaque a la procesión con una perfecta alineación. Acompañaron a la imagen del Buen Remedio integrantes de las fuerzas de seguridad, el concejal de Festejos, Pedro Luis Rodríguez y el padre trinitario, Salvador Egido.

Gran Poder

Nuestro Padre Jesús del Gra Poder (desde el año 2014 co la advocación de Nuestra Señora del Socorro también) también posee su reminiscencias sevillanas. Así lo atestigua su año de nacimiento, el 1954, cuando la familia Valenzuela y un grupo de fieles la decidieron crear por la devoción tan honda y profunda que le profesaban al Gran Poder de Sevilla.

Esta imponente y enorne talla estremeció anoche los cimientos de San Miguel con ese estallido de furor cofrade que supuso su paso sujetando la Cruz a Cuestas con dolor y recogimiento con una acusada expresión de patetismo.

Esta cofradía produndizó en la Estación de Penitencia por su suntuosidad, el arabesco artístico y el buen gusto por el arte en su paso que impactó un año más. Ayer se pudo comprobar la remodelación de la capilla-camarín, le oleo de Jesús Zurita, los faldones de paso bordados en oro y las cuatro maniguetas con talla dorada. Este mimo por la estética testimonia el trabajo denodado que esta Hermandad desarrolla a lo largo del año. Su cortejo de penitentes de túnica negra con cola extendida, como signo de fe y sobriedad, volvió a impactar.

Y ya en los aledaños de Santa María, Jesús doblegó y claudicó ante tanta afrenta por lo que cayó en su angustioso y atribulado camino con la Cruz al monte llamado Gólgota. Así lo recreó un año más en la ciudad andujareña de Nuestro Padre Jesús Caído que data del año 1940 y que es obra del imaginero Federico-Collaut-Valera.

La terrible escena adquirió momentos de luz y amabilidad con ese desfilar ceremonioso de Nuestra Señora de la Esperanza, que fue portada con el corazón y el sentimiento ceremonioso. Los pétalos de de flores que le arrojaron y las notas musicales de Antonio Jesús Pareja ablandaron el cruel momento. Las bambalinas de terciopela verde con fleco de belloete en hilo de oro, mitigaron el suplicio de Jesús. Anoche se produjo un cambio en el itinerario, porque la procesión tomó la calle El Carmen hacia la Tribuna y regresó al templo por pintor Zabaleta. La jornada de ayer anunció el tono fúnebre y dantesco que las calles de Andújar van a adquirir en la jornada del Viernes Santo, donde la monumentalidad de su casco histórico se vestirá de silencio y luto ante tanto dolor y muerte.

Jesucristo volvió s sufrir en la tarde del Jueves Santo iliturgitana un juicio inicuo e injusto, por la zona del Antiguo Hospital Municipal.

Nuestro Padre Jesús de la Sentencia, nada más conocer la impía y cruel decisión, transitó con un rictus de dulzara y serenidad, tras haber sufrido. Este Cristo se asemeja cada al cautivo. Esta hermandad se está afanando en completar todo el juicio sumarísimo al que le sometió Poncio Pilatos y el pueblo que lo envió a la Cruz.

Este Misterio Evangélico de la Sentencia de Jesucristo está integrado por las figuras de soldados romanos realizadas por José Ramón Navarro y de Poncio Pilatos, esculpida por Manuel López. Ayer estrenó el tallado frontal del canasto y las dos maniguetas delanteras.

Su imagen de María Santísima del Buen Remedio cumplió ayer 30 años desde su primera salida de la capilla del Antiguo Hospital. En sus dos pirmeros años lo hacía desde el convento de las Monjas Trinitarias. Su cara blanca y juvenil evocóa los palios de la Pasión sevillana, por lo que la Semana Santa andujareña volvió a ofrecer su variedad de vertientes. En una de sus velas figuró una vela en recuerdo del pequeño Gabriel.

El cardenal José Manuel Estepa Llaurens partició el pasado miércoles por la noche en la Misa Preparatoria a la Estación de Penitencia de ayer Jueves Santo. La Hermandad del Buen Remedio, con 35 años de andadura supuso en los comienzos de la década de 1980 el resurgir del mundo cofradiero de pasión de la ciudad, que andaba decaído. Ha ido alcanzado madurez a pasos agigantados.

Gran Poder

Nuestro Padre Jesús del Gra Poder (desde el año 2014 co la advocación de Nuestra Señora del Socorro también) también posee su reminiscencias sevillanas. Así lo atestigua su año de nacimiento, el 1954, cuando la familia Valenzuela y un grupo de fieles la decidieron crear por la devoción tan honda y profunda que le profesaban al Gran Poder de Sevilla.

Esta imponente y enorne talla estremeció anoche los cimientos de San Miguel con ese estallido de furor cofrade que supuso su paso sujetando la Cruz a Cuestas con dolor y recogimiento con una acusada expresión de patetismo.

Esta cofradía produndizó en la Estación de Penitencia por su suntuosidad, el arabesco artístico y el buen gusto por el arte en su paso que impactó un año más. Ayer se pudo comprobar la remodelación de la capilla-camarín, le oleo de Jesús Zurita, los faldones de paso bordados en oro y las cuatro maniguetas con talla dorada. Este mimo por la estética testimonia el trabajo denodado que esta Hermandad desarrolla a lo largo del año. Su cortejo de penitentes de túnica negra con cola extendida, como signo de fe y sobriedad, volvió a impactar.

Y ya en los aledaños de Santa María, Jesús doblegó y claudicó ante tanta afrenta por lo que cayó en su angustioso y atribulado camino con la Cruz al monte llamado Gólgota. Así lo recreó un año más en la ciudad andujareña de Nuestro Padre Jesús Caído que data del año 1940 y que es obra del imaginero Federico-Collaut-Valera.

La terrible escena adquirió momentos de luz y amabilidad con ese desfilar ceremonioso de Nuestra Señora de la Esperanza, que fue portada con el corazón y el sentimiento ceremonioso. Los pétalos de de flores que le arrojaron y las notas musicales de Antonio Jesús Pareja ablandaron el cruel momento. Las bambalinas de terciopela verde con fleco de belloete en hilo de oro, mitigaron el suplicio de Jesús. Anoche se produjo un cambio en el itinerario, porque la procesión tomó la calle El Carmen hacia la Tribuna y regresó al templo por pintor Zabaleta. La jornada de ayer anunció el tono fúnebre y dantesco que las calles de Andújar van a adquirir en la jornada del Viernes Santo, donde la monumentalidad de su casco histórico se vestirá de silencio y luto ante tanto dolor y muerte.

 

Fotos

Vídeos