Una cooperativa humanitaria

Representantes de los colectivos beneficiados con los responsables de la cooperativa y el alcalde. /J. C. GONZÁLEZ
Representantes de los colectivos beneficiados con los responsables de la cooperativa y el alcalde. / J. C. GONZÁLEZ
SOLIDARIDAD

SYDECA reparte por tercer año consecutivo beneficios a colectivos sociales y humanitarios de la ciudad y de la comarca

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR CORRESPONSAL

La cooperativa SYDECA lleva ya tres años repartiendo en sus beneficios a colectivos sociales y entidades benéficas de la ciudad. Esta cooperativa consta de 200 socios y lleva ya 40 años implantada en la ciudad y está muy vinculada al sector agrícola.

Ha ido mejorando su actividad económica con la ayuda de sus agricultores, y aparte de generar riqueza y empleo, ha mostrado su lado social y humano, aparte de su trabajo corporativo que está dando sus frutos en el municipio,

Este año ha ayudado a Afemac, Asociación Montilla Bono, AFA, Asociación Familia Vicenciana, Asociación de Personas Sordas de la Comarca de Andújar y Afico. Todos estos colectivos trabajan por mejorar la calidad de vida de las personas que carecen de sus necesidades más básicas, de los enfermos de alzheimer, de los niños que padecen trastornos psicomotrices, de quienes sufren de fibromialgia, de los enfermos mentales y de la gente de la zona que es muda y sorda.

Orígenes

Uno de los fundadores, Juan Santamaría, recordó como en sus inicios se juntaron 12 personas «me acuerdo que me eligieron presidente muy joven y desde entonces estoy desempeñando este cargo», rememoró Santamaría. Confesó que seguirá vinculado a la cooperativa hasta el final de su vida «hemos tenido la suerte de tropezarnos con gente buena y competente», reconoció Santamaría. Antes destinaban los beneficios a cursos de formación para los agricultores «pero se agotaron, pero tenemos la obligación de gastarlos para fines sociales», apuntó uno de los fundadores.

Antonio Simón, otro de los creadores, espera que haya buenos años para la agricultura para seguir repartiendo estos beneficios para obras sociales, «cuando los beneficios son grandes sube el tanto por ciento del dinero para repartir», explica Simón.

Esta cooperativa no tiene ánimo de lucro y tiene como otra de la misión la transparencia y claridad en sus operaciones.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos