Colectivos de mujeres y sociales se unen en Andújar para pedir el fin de los malos tratos

Certamen de cortos celebrado en el Palacio de los Niños de Don Gome. /J. C. GONZÁLEZ
Certamen de cortos celebrado en el Palacio de los Niños de Don Gome. / J. C. GONZÁLEZ

Integrantes del Consejo Local de Mujer van a concentrarse los tercer jueves de cada mes y un certamen de cortos del colectivo Violetas de Izquierdas muestra la realidad

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR CORRESPONSAL

Este tramo final del año 2018 ha estado marcado en Andújar por actos y reivindicaciones en contra de la violencia de género y a favor de la igualdad entre el hombre y la mujer, que por desgracia han coincidido con el hecho luctuoso de Laura Luelmo que ha vuelto a conmover a la sociedad.

El Consejo Local de la Mujer ha decidido, por iniciativa de sus integrantes, convocar todos los terceros jueves de cada mes una concentración en las puertas del Ayuntamiento para mostrar su repulsa a los malos tratos hacia las mujeres y pedir una solución ante tanta angustia y drama que generan.

El pasado jueves fue la primera y así una vez cada mes, a las seis de la tarde, las asociaciones de mujeres del municipio e integrantes de la sociedad andujareña le dirán basta a tanta violencia machista «queremos sensibilizar durante todo el año a la población de esta lacra social» señaló la concejala de Igualdad, Josefa Jurado.

Certamen de Cortos

La asociación de mujeres Violetas de Izquierdas organizó ese mismo día su III Certamen de Cortos 'Miradas de Mujer', que se tuvo que aplazar en varias ocasiones. Los ochos relatos contaron como se encuentra la situación de la mujer en la sociedad actual. La tesorera de este colectivo, Nadia Navas, señaló que este certamen pretende seguir visualizando el mal trato que existe hacia la mujer «no solo físico y psicológico en la pareja, sino en la propia sociedad, donde existen varias fases que desembocan hasta la muerte», constató Navas. También se han mostrado historias de mujeres emigrantes.

La presidenta de Violetas de Izquierdas, Paqui Expósito, deploró que como el problema de la violencia hacia la mujer «va en aumento y es una lacra que no tiene fin y nos gustaría que no se celebrara el día 25 de noviembre». Este colectivo apunta a que las herramientas que posee la legislación no son suficientes «luego nos encontramos con otro problema, que no se aplican y tenemos que pasar a remover conciencias», proclama la secretaria del colectivo, Laura Alcalá. Conmina a que toda la sociedad condene por igual el machismo y la violencia «para que se pueda aplicar una medida de prevención» y propone concienciar de esta problemática «desde el entorno más cercano, pasando a los centros educativos llegando hasta la sociedad, pero es en el entorno familiar donde se tiene que erradicar cualquier atisbo de violencia machista», considera Alcalá.

María es una educadora que trabaja con el colectivo, y bajo su opinión, el sistema patriarcal que impera hoy en día en la sociedad debe de erradicarse «eliminando las conductas micromachistas donde ya se nos empieza a faltar el respeto». Añade que la educación en igualdad es la base para atajar este drama que sigue latente en la sociedad. «Antes de que te quedes embarazada, en los colegios, en la calle, porque aunque seamos diferentes al final somos iguales», invoca.

La asociación de mujeres Violeta de Izquierdas hizo una encuesta en la ciudad con motivo del 8 de Marzo en centros públicos y colegios donde se puso de manifiesto que a la mujer le cuesta manifestarse en sociedad sobre este espinoso asunto «entonces percibimos que las mujeres no nos debemos quedar calladas y reivindicar nuestro papel en la sociedad», reclamó Nadia Navas.

Chelo, vicepresidenta de la asociación, plantea que en los colegios se implante asignaturas que enseñen los valores de la igualdad y el respeto «para que se acabe con la violencia contra las mujeres y cualquier tipo de ser vivo, aunque desde el hogar se tiene que empezar a educar», propugna.

 

Fotos

Vídeos