El colectivo Ágora sigue concienciando del problema de las altas capacidades

Miguel Ángel Palomino, Encarni Perálvarez y Leonor Lázaro. /JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ
Miguel Ángel Palomino, Encarni Perálvarez y Leonor Lázaro. / JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ
EDUCACIÓN

Firma un convenio con el IES Jándula (como se ha hecho en otros centros) para atender las situaciones generadas

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR CORRESPONSAL

El IES Jándulade Andújar y la Asociación Ágora, han suscrito un convenio de colaboración para mejorar la atención y dinamizar mecanismos de intervención educativa que mejorarán el desarrollo del talento y el bienestar psicosocial del alumnado de altas capacidades intelectuales.

La presidenta de Ágora, Leonor Lázaro, ha destacado la apuesta valiente y decidida del IES Jándula por atender al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo tal y como establece la normativa andaluza, con medidas que propician la convivencia y la aceptación de los chicos y chicas con altas capacidades entre sus iguales.

Lázaro reseño algunos problemas y viscisitudes por los que pasan los chavales de altas capacidades y las situaciones que se generan en el ámbito escolar y familiar «su gran interés y curiosidadad genera un gran estrés a sus padres y madres y en el colegio pueden llegar a ser incomprendidos y rechazados por sus compañeros llegándose incluso a situaciones de acoso», alertó Lázaro, quien también advirtió de que pueden tener problemas para acabar sus estudios y llegar a la Universidad.

Más acuerdos

Ágora ya ha suscrito convenios similares con el colegio Andrés de Vandelvira de Jaén y el colegio Madre del Divino Pastor de Andújar. Además, ha establecido una propuesta de actividades educativas con el Ceip Cristo de Andújar para colaborar en términos similares a las líneas de trabajo establecidas con los otros centros. Igualmente, la asociación invita a todos los centros de la provincia a sumarse a este tipo de iniciativas y se ofrece para establecer líneas de colaboración, principalmente en el área de sensibilización, hacia el profesorado y lasfamilias, con cuantos centros estén interesados. «No somos un colegio profesional, ni un centro formativo, ni un grupo de expertos en la materia, ni nada que se le asemeje sólo somos madres y padres interesados en dar a conocer la realidad limitadora y frustrante que viven cada día nuestros hijos e hijas en sus aulas» comentó Lázaro.

El acuerdo permitirá que sus actuales 34 alumnos valorados de Altas Capacidades dispongan de recursos que les ayuden a comprender y aceptar las propias idiosincrasias que les caracterizan. Por ello necesitan también la colaboración de las familias. El director del centro, Miguel Palomino, y su sucesora el curso que viene, Encarni Perálvarez, ahondaron en la formación del profesorado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos