La misión del centro de acogida es la promoción de las personas, para que recobren su dignidad

El Centro San Vicente de Paúl intensifica el papel del voluntario

Reunión formativa del voluntariado. /ANDÚJAR IDEAL
Reunión formativa del voluntariado. / ANDÚJAR IDEAL

Este lugar de acogida e inserción ha formado a las personas que trabajan y colaboran por las personas que andan sin techo

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR CORRESPONSAL

El Centro de Acogida e Inserción de Transeúntes 'San Vicente de Paúl' cierra una temporada donde ha cambiado sus estructuras al tener sus responsables en las distintas áreas y se ha incidido en el tema del voluntariado a través de cursos de formación, como el de Manipulador de Alimentos y Habilidades Sociales y los de Acción Formativa.

Este último año han pasado por el programa de inserción laboral un total de 10 personas «de los cuales algunos han sido nuevos y otros han completado programas de otros años», comenta su responsable y trabajador social, Francisco Cubilla Reca, quien destaca la incorporación de una psicóloga, que ha trabajado de una forma voluntaria.

Este centro también desarrolla su programa de acogida, que se complementa con el de inserción, y en este apartado han pasado un total de 600 personas, que se circunscribe a la media de los últimos años. en este programa pueden pernoctar una noche y tienen derecho a comida y aseo «necesitamos voluntariado en la limpieza donde flojeamos», comenta Cubilla.

En la presente temporada se han dado cerca de 5.000 comidas y han colaborado varias empresas en su maraton solidario y en la chocolotada navideña. El lavadero de coches ha sido un año más el programa estrella del centro «ha funcionado a pleno rendimiento». Es el único programa que sigue abierto en julio y cerrará en agosto.

Desde el centro están muy descontentos con el Ayuntamiento «les llevamos pidiendo el podado de los setos que todos los años se realizan y siempre se nos dice desde el área de Medio Ambiente que están muy liados, no entendemos porque últimamente no se accede a esta petición», dice resignado Cubilla.

Distintivo

En la ciudad son numerosas las asociaciones humanitarias las que trabajan por las personas más necesitadas y el Centro de Acogida San Vicente de Paúl tiene su sello en la atención «nosotros somos las familia vicenciana y tenemos muy clara la identidad que tenemos, porque abordamos la promoción de las personas, es decir, -especifica Francisco Cubilla-, no nos quedamos solo en el asitencialismo porque tratamos de encauzar a la gente que quiera salir de la calle y los talleres ocupacionales tratan de devolverle su identidad y dignidad».

Francisco Cubilla pide la colaboración de todo el pueblo de Andújar para fortalecer su labor humanitaria. Las personas que logran concluir el ciclo van a unos pisos tutelados. El Centro de Acogida está elaborando un corto cinematográfico que lleva por nombre 'Abriendo Puertas', donde los propios protagonistas cuentan su labor y experiencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos