El Centro Público de Acceso Internet afianza su función social

María José Bueno con los ususarios del centro. /JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ
María José Bueno con los ususarios del centro. / JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ
NUEVAS TECNOLOGÍAS

Su traslado al Centro Municipal de Iniciativas Sociales le acerca a colectivos de la zona y acrecienta la ruptura de la brecha digital

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR CORRESPONSAL

El Centro de Acceso Público a Internet (CAPI) se ha trasladado de su edificio del Polígono Puerta de Madrid al Centro Municipal de Iniciativas Sociales «para cumplir la función social de estos centros», explicó ayer su dinamizadora o como se le conoce a esta figura, Agente de Innovación Local , María José Bueno, centrada ya de lleno en esta labor, tras haber dejado la Concejalía de Cultura.

Este proyecto de acceso gratuito a internet se integra dentro del programa Zonas de Transformación social que tiene encomendada como una de sus principales misiones la ruptura de la brecha digital «también aspiramos a aumentar la empleabilidad de las personas facultándolas en competencias digitales, mejoramos la alfabetización de las personas y les ayudamos a hacer trámites a través de internet», comenta Bueno, quien agrega que también viene gente a realizar diseño de videos y diapositivas y edita imágenes. «Cumplimos con una importante función social, porque le facilitamos el internet a las personas que no lo tienen en su casa, porque aquí también vienen jóvenes que vienen a hacer trabajos que les manda en los institutos y que no pueden hacer en sus casas, porque no disfrutan de las nuevas tecnologías», comenta María José.

En su cambio de sede está colaborando con el Centro de Discapacitados ‘Virgen de la Cabeza’, con la Asociación de Enfermos Mentales de Andújar y Comarca (Afemac) con el colectivo Corazón y Esperanza. Su mayor cercanía con los colectivos tras el traslado no le resta ni un ápice de su filosofía por el cual se fundó, que es la de estar al lado de personas con más necesidades sociales, de ahí que su sede inicial fuera uno de los barrios más desfavorecidos de la ciudad.

Responsables

Este centro que permite el disfrute de internet a personas que tienen dificultades se puso en marcha hace ahora 11 años gracias a la Federación de Asociaciones Vecinales Alcazaba que gestiona una subvención de la Junta de Andalucía.

Por fortuna ya se han quedado atrás los problemas del retraso en el cobro de las subvenciones y que hicieron peligrar el funcionamiento de este centro «el año 2017 está pagado entero por lo que estamos al día y se han producido problema cuando los CAPI se han financiado con fondos europeos que precisan de más documentación y de más trámites a la hora de justificar», explica María José Bueno.

El Centro de Acceso Público a Internet lleva a cabo acciones formativas para mejorar las habilidades y competencias digitales mediante el apoyo a los diferentes niveles de alfabetización digital con programar de formación y reciclaje. Impulsa y promueve el desarrollo de proyectos de innovación social en su acercamiento de las nuevas tecnologías a la ciudadanía.

Con el asociacionismo

El CAPI desarrolla acciones de sensibilización con colectivos con especiales dificultades de acceso a las tecnologías de la información y de la comunicación, como instrumento de mejora la empleabilidad. «Estos centros se enmarcan dentro de lo que se conoce como ‘ciudad inteligente o conectada’ porque engloba varios conceptos de formación en varias temáticas que afectan a un entorno como su medio ambiente, sus proyectos de innovación social y así varias temáticas», desgrana Bueno.

Por ello explica que trabaja con el tejido asociativo, con el voluntariado, las asociaciones sin ánimo de lucro «de ahí que impulsemos un trabajo colaborativo y realicemos transferencia de conocimiento entre cetros para la puesta en marcha de actividades en común que se desarrollan en uno o varios centros de la red, como elemento impulsor del trabajo en equipo y del fomento del compañerismo, así como del aumento en la oferta de actividades y calidad de los servicios.

El CAPI también se afana en la movilización e implicación de la sociedad andujareña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos