El calor no restó solemnidad a la procesión del Corpus

El calor no restó solemnidad a la procesión del Corpus

La Magnifica Custodia Procesional se vio arropada por centenares de iliturgitanos

ISABEL RECAAndújar

Una mañana de intenso calor, no impidió que los iliturgitanos saliesen a la calle, para acompañar al Santísimo Sacramento, en su recorrido procesional por el centro de la ciudad. La Magnifica Custodia de plata, formada por tres cuerpos que conjuga con una gran maestría elementos arquitectónicos, imaginería bíblica y relieves geométricos que apuntan hacia un refinado manierismo, según los historiadores, aparecía por la puerta de la iglesia parroquial de Santa María la Mayor, tras la Solemne Misa Concelebrada por el arcipreste de la ciudad Pedro Montesinos. Desde la iglesia de San Miguel se incorporaron los niños que este año hicieron sus Primera Comunión y que había asistido a su Misa y que desafiaron las altas temperaturas.

Hermandades de pasión y de gloria, y de los patrones, la Virgen de la Cabeza y San Eufrasio, con sus cetros, así como las banderas de la Cofradía Matriz, formaban parte del cortejo, que cerraban los cofrades de la hermandad del Santísimo. Tras la custodia, bellamente adornada con un exorno con los colores vaticanos, el clero parroquial y las comunidades de religiosos y religiosas de Andújar, a los que seguía la Corporación Municipal bajo mazas, presidida por el primer teniente de alcalde Pedro Luis Rodríguez, y la banda de música “Maestro Amador”. En el recorrido, fueron varios los altares levantados por algunas de las hermandades y el ya tradicional de la Residencia de San Juan de Dios, con su alfombra de serrín multicolor, a la que este año se ha sumado, por primera vez, con la suya propia, la de la Residencia de Mayores de Cáritas. La calle de la Alhóndiga, un año más también se sumó a la decoración festiva.

A las 12 del mediodía, la Santa Custodia regresaba a su templo, entre el repique de campanas.

Fotos

Vídeos