Alerta del consumo de drogas a edades muy tempranas

La Asociación Por Un Sistema Alternativo sigue detectando las mismas necesidades en la ciudad

José Navas. /IDEAL
José Navas. / IDEAL
Sociedad

Atiende a un total de 101 personas de Andújar y su entorno

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR CORRESPONSAL

La asociación Por Un Sistema Alternativo atiende a unas 101 personas entre Andújar, Jaén, Arjonilla y LaHiguera.

Su presidente, José Navas, indica que las necesidades son casi las mismas que las que existían hace dos y tres años, cuando la crisis económica hacía sus estragos en todas partes. «Se da algún tipo de respiro con los trabajos que proporciona el Ayuntamiento o las ayudas sociales que se conceden por emergencia social, pero la actividad económica es la misma en la ciudad», precisa Navas, quien trabaja con personas que padecen el mundo de la droga, la falta de vivienda y de alimentos.

Un espejismo

José Navas apunta que la mejoría económica de la que se habla en los últimos tiempos es simplemente psicológica «la gente se lo cree, pero si miras alrededor, todo es igual que antes y además hay mucha gente pobre que está trabajando», apunta el responsable de este colectivo. Dice este porque hay gente que cobra 700 y 800 euros y tiene que pagar una hipoteca de 400 y trabajan 10 y 11 horas diarias «una cosa es lo que se dice en los medios de comunicación y otra bien distinta es la realidad porque hay familias que salen adelante con las pensiones de sus familiares y también porque reciben ayudas del Banco de Alimentos de Jaén», constata Navas.

El colectivo Por un Sistema Alternativo conoce la realidad de personas de la ciudad a las que le cortan el agua y la luz «a la gente le da mucha vergüenza reconocer que está pasando por muchas necesidades», espeta.

El máximo responsable de Por Un Sistema Alternativo ha detectado un hecho muy preocupante en la sociedad andujareña y es el aumento del consumo de drogas a edades muy tempranas, entre 15 y 16 años «el repunte es bastante considerable y esto lo sabe todo el mundo», considera. Este colectivo también sigue de cerca el tema de la ocupación de viviendas que están vacías por parte de personas que se han quedado en la calle porque no han podido afrontar el coste del alquiler de las casas o su coste, con la carga de la hipoteca.

Ayudó a las familias que en febrero del año pasado ocuparon las casas de las peones camineros que quedaron vacías, «desde entonces el tema está parado». Las casas que eran propiedad de la Junta se cedieron a seis familias en agosto de 2012, pero las dependientes del Ministerio de Fomento están aún pendiente de adjudicación.

Un acuerdo plenario exigió al Gobierno Central que se otorgaran esas viviendas a familias necesitadas de la ciudad. Estas casas se hallan en la zona de la barriada de La Paz.

Fotos

Vídeos