Apoyo en la ayuda al pobre

Nicolás Velasco y Francisco Cubilla. /J. C. GONZÁLEZ
Nicolás Velasco y Francisco Cubilla. / J. C. GONZÁLEZ

El Centro de Acogida San Vicente de Paúl va pedir la implicación ciudadana para captar recursos en sus múltiples atenciones a los más necesitados

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR corresponsal

El Centro de Acogida e Inserción Social San Vicente de Paúl va a focalizar su esfuerzo en la divulgación de su labor humanitaria a la ciudadanía, con la cercanía de su 20 aniversario desde que entrara en funcionamiento. «Tenemos que sensibilizar a la ciudadanía de las atenciones que realizamos a las personas sin hogar, que son los eternos olvidados», señala el coordinador, Francisco Cubilla.

Este responsable detalla que desde el centro se realiza un programa de acogida, que se acompaña con el programa de reinserción social «aquí es primordial la labor de los 75 voluntarios», resalta. El Centro de Acogida San Vicente de Paúl desarrolla unos talleres ocupacionales que consisten en el lavadero de coches, en el taller de restauración de muebles, la atención social y psicológica y el huerto ecológico. Estos van enfocados a que los transeúntes se reinserten en el terreno laboral.

Los responsables de este centro, en colaboración con el voluntariado, van a realizar una campaña de captación de fondos y recursos «queremos que la gente traiga ropa y comida, pero son necesarios los donativos en metálico porque el centro tiene muchas necesidades que cubrir», apela Cubilla.

El Centro de Acogida San Vicente de Paúl también proporciona comida, asea y cama a las personas que están en la calle «vamos a hacer actividades como la comida solidaria del día 24 de noviembre, el estreno de un corto y una gala», enumera el coordinador entre otras actividades que se están programando.

Decepción

Francisco Cubilla explica que estas campañas vienen motivadas por lo que considera una falta de más apoyo administrativo por los recortes de las ayudas de las administraciones «eso sí, tenemos que estar agradecidos, pero las ayudas solo nos da para cubrir muy poco» aclara el coordinador. Lanza una súplica al Ayuntamiento, para que le fumigue los jardines y pode lo setos «en este aspecto nos tiene abandonados la Administración Local», lamenta. En este sentido, el alcalde les pidió disculpas en una reunión que mantuvo con ambos el pasado martes y les explicó que la jubilación de jardineros municipales está detrás de este problema. El primer edil acogió todas las propuestas y los responsables del centro salieron contentos.

El Consistorio paga el agua y desde el centro se pide una subvención para la luz «se nos ha subido el precio», justifica el presidente y párroco de la Divina Pastora, Nicolás Velasco, quien constata que desde el Ayuntamiento se le lanzan promesas «pero nunca conseguimos alcanzar un acuerdo», detalla Velasco. La parroquia se está implicando de lleno en la vida diaria del centro, porque en su seno nació un mes de septiembre del año 1999. La comunidad de los Padres Paúles y la Familia Vicenciana son el motor de Centro de Acogida.

Unas 800 personas pasan por este centro cada año y ofrece 6.000 comidas y ropa «realizamos una gran labor social y humanitaria con michas personas que acuden a este recinto», constata Francisco Cubilla.

El centro de acogida ha sido fiel testigo de como han ido evolucionando las necesidades en el municipio en estas dos últimas décadas. En los primeros días de este curso está acudiendo mucha gente «estamos percibiendo que cada vez existen más necesidades, tanto a nivel económico como a nivel humano», añade Velasco. Este hecho lo han notado en la gran cantidad de gente de Andújar que utiliza el servicio de comedor. Los nuevos proyectos van a ir enfocados al fortalecimiento de este comedor «que se está convirtiendo en público», apunta Francisco Cubilla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos