La Oración en el Huerto cumple hoy jueves los 70 años según el libro de la Agrupación

300 años de Paciencia en Santa María de Andújar

El Señor de la Paciencia, en su salida de la iglesia de Santa María. /J. C. GONZÁLEZ
El Señor de la Paciencia, en su salida de la iglesia de Santa María. / J. C. GONZÁLEZ
SEMANA SANTA

La Hermandad que lleva este nombre en la ciudad andujareña celebró anoche su Estación de Penitencia en los actos del 300 aniversario

JOSÉ CARLOS GONZALEZ CORRESPONSAL ANDÚJAR

300 años de Paciencia en Andújar. Así es como se define la talla que procesionó este Miércoles Santo con sigilo y pasión por el centro de la ciudad y que representa a Jesús que es llevado por los soldados al pretorio antes del Camino del Calvario y que aguanta estoico y sereno las burlas, azotes y desprecios de la gente.

El imaginero Amadeo Ruiz Olmos esculpió la talla en el año 1940 que representa a un Jesús en posición sedente en actitud suplicante y con la mirada abatida hacia el Padre, aceptando la misión encomendada. La Hermandad de la Paciencia celebró anoche su estación de Penitencia en el marco de su 300 aniversario, que tendrá su brillante colofón el próximo mes de junio con una Misa y salida extraordinaria. La Paciencia volvió a remover los enhiestos muros impasibles de calles tan históricas como Postigos, Alferez Moreno y Carmen.

Esta talla con solera y antiquísima ha sufrido diversos vaivenes y tras varios paréntesis se consolidó a partir del año 1940 con el mecenazgo del Conde de la Quintería. Detrás de este Cristo echado a su suerte, caminó la Virgen del Rosario, obra de uno de los imagineros más grandes que ha dado Andalucía como ha sido el sevillano Antonio Castillo Lastrucci, que representa a una doloroa de expepcional y juvenil belleza y que trató de perfumar un año más ese trance tan proceloso porque el que tuvo que pasar Jesucristo antes de su Gólgota. Ese aguante evidenció los azotes que da la vida en forma de enfermedades, intolerancia, incomprensión, a los que se supera con una fuerza interna serena y silente. Los sones de las agrupaciones musicales de Nuestro Padres Jesús Cautivo, de Villa del Río, y la Banda Municipal de Múisica de El Carpio, acompañaron a ambos pasos. Esta hermandad se quitó anoche el sabor amargo que supuso no poder sacar el pasado Domingo de Ramos a La Borroquita. A esta Hermandad le quedan por vivor aún grandes sensaciones.

Oración en el Huerto

Pero antes de ese suplicio que pasó El Salvador en el pretorio, fue prendido en el entorno del Arco Capuchinos y de la iglesia de la Divina Pastora. Allí sufrió una de sus primeras traiciones.

Jesús se retiró a orar en su particular ‘huerto de los olivos iliturgitano’ para ofrecer su angustia y mostrar el lado más humano del sufrimiento con esa rebelión ante el Señor. San Juan, Santiago y San Pedro duermen y son ajenos a este transcedental hecho. El Ángel Recofonfortador le devuelve a su misión redentora y humana y le hace probar en Andújar de este cáliz amargo que ha de probar sin más remisión.

Este momento transcendental de la Pasión es recogido con maestría desde el año 1948 por el insigne artista local Luis Aldehuela, o sea 70 años son ya los que Andújar asiste a esa mirada atormentara y torva con un sufrimiento llevado hasta el último extremo. Precisamente hoy, 29 de marzo, cumple 70 años de su creación, gracias al impulso que en el año 1949 le dieron un grupo de jóvenes de Acción Católica.

Tres años más tarde se crearía la imagen de Nuestra Señora de los Dolores, que en su palio refleja la impronta de su integración en la Comunidad de los Padres Paúles. Representa a una madre afligida por el drama que asola a su hijo.

La Archicofradía de Nuestro Padre en su Agonía en el Huerto y Nuestra Señora de los Dolores (la dolorosa como se le conoce en la barriada) profundiza en el lado más castiza y popular de la Semana Santa andujareña y acrecienta su vertiente polifacética y poliédrica, ya que este acento en sus raíces iliturgitanas se entremezcla son su solemidad, recogimiento y barroquismo exaltado.

La Agrupación Musical Nuestro Padre Jesús de la Piedad en su presnentación al pueblo de La Estrella, de Jaén, y la banda de música Maestro Villatoro y Algaba, de la localidad cordobesa de Castro del Río, pusieron las notas musicales. El paso de misterio de la Oración en el Huerto estrenó la talla completa de la trasera del canasto y su cartela, que han sido obra de Juan Carlos García. Su entrada al templo se modificó, tras sufrir varios vaivenes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos