Este centro ha sido el germen de la atención a los mayores de Cáritas en la provincia de Jaén

Los 30 años de la Casa Hogar 'Andrés Cristino' realzan la ayuda al mayor

Amadeo Rodríguez, saludando a los residentes. /J. C. GONZÁLEZ
Amadeo Rodríguez, saludando a los residentes. / J. C. GONZÁLEZ

El obispo de la Diócesis de Jaén, Amadeo Rodríguez, presidió los actos conmemorativos de esta efemérides

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR CORRESPONSAL

La emoción, el cariño y la ternura impregnaron en la tarde de ayer el inicio de los actos conmemorativos del 30 aniversario de Casa-Hogar 'Andrés Cristino' que gestiona Cáritas Diocesana de Jaén y que estuvieron presididos por el obispo de la Diócesis de Jaén, Amadeo Rodríguez.

Así lo manifestó el director provincial de Cáritas, Rafael López-Siro, porque catalogó de emblemático este proyecto a nivel provincial «porque trabaja con personas mayores que representan una de las grandes preocupaciones que tenemos», explicó. El máximo responsable de Cáritas señaló que la sociedad está abocada al incremento de este sector de la población «que requiere de unas atenciones y cuidados que los poderes públicos no satisfacen y nosotros estamos obligados a cubrir esos huecos con varios instrumentos». Rafael López-Siro afirmó que la directora de esta Casa-Hogar, Lourdes Roldán, está realizando «un trabajo magnífico en toda la provincia en este campo». Destacó la labor de sensibilización y trabajo en equipo que desarrolla en varias localidades.

Siempre al lado

El obispo, Amadeo Rodríguez, ahondó en los distintos campos que Cáritas extiende su radio de acción humanitaria en la sociedad. El pastor de la iglesia diocesana fijó su alocución en la labor que se desarrolla en este centro las 24 horas del día «durante el día, la noche, y la atención se le presta a las personas que se hace desde la naturalidad y con mucho amor», destacó el prelado en su discurso. Agregó que estos valores ponen de relieve la dignidad de la persona humana «porque se respeta al ser humano en todo su recorrido vital», aseveró.

La directora de la Casa-Hogar 'Andrés Cristino', Lourdes Roldán, no pudo contener las lágrimas en sus discurso.. Dio las gracias al gran número de asistentes que acudió al acto tan señalado del 30 aniversario, así como la presencia del obispo «esta no es una casa donde no solo tutelamos a las personas mayores, sino que es un hogar porque ha supuesto el germen de algo mucho más grande, porque Dios ha querido que podamos a atender a muchas personas en sus domicilios que no son de Andújar y en las que se trabajan con los mayores», resaltó.

Roldán significó que se está permitiendo a todas esas personas mayores «que tengan sus atenciones y una mayor calidad de vida en el final de sus días y se lo merecen porque a nuestros mayores le debemos lo que hoy somos y nosotros por tanto desde la caridad y el Evangelio procuramos atenderlos», proclamó.

Ayer se inauguró la placa conmemorativa de los 30 años y hubo una chocolatada con los mayores , asistentes y cuidadores y una Misa en la parroquia de San Miguel.

 

Fotos

Vídeos