Ameco advierte de una invasión de pájaros negros en Andújar

Coche lleno de excrementos de pájaros en la zona de Colón. /WEB AMECO
Coche lleno de excrementos de pájaros en la zona de Colón. / WEB AMECO

Este colectivo ambiental lo achaca a la eliminación de árboles en la ribera para crear huertos, extremo que descarta el Consistorio porque esgrime que estas aves ya tienen sus dormideros

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR CORRESPONSAL

La Asociación para el Cuidado y Plantas de Animales de Andújar ha denunciado una proliferación de estorninos negros en varias zonas del casco urbano y parques de la ciudad. El colectivo constata que no se recuerda una invasión de estas aves, aferrándose al testimonio de los vecinos que ha mostrado su preocupación por la suciedad que provoca en los tejados de sus casas y en los vehículos, porque depositan sus excrementos.

El presidente de este colectivo, Emilio Rodríguez, ha indicado a IDEAL que llevan advirtiendo desde hace meses al Ayuntamiento de la existencia de un riesgo intrínseco al alterar un ecosistema naturalizado como era el antiguo vivero de Obras Públicas, que se enclava en las inmediaciones de la ribera del río Guadalquivir por la zona del Puente Romano. «Aunque carente de valor económico y sin ejemplares de árboles cubiertos bajo ninguna legislación que proteja su existencia, se trataba de un área que debía ser protegida por dos motivos uno ecológico y otro por inteligencia», constata. En este vivero se van a construir unos huertos sociales urbanos.

Argumentos

Ameco justifica que esta zona se trata de un dormidero de aves muy especiales, como así se les conoce a los estorninos negros. Estas aves tienen protección estatal y europea por su singularidad y por el hecho de estar presentes sólo en nuestra Península», explica Rodríguez.

El responsable de Ameco agrega que bajo el amparo de estas leyes recabó el apoyo de SIECE y Erithacus Sur, «y con el asesoramiento de sus expertos en la materia con más de 13 años de experiencia lidiando con estas aves, nos animó a intentar revertir la situación y evitar un daño aún mayor, que podría sobrevenirse», advierte Rodríguez, quien denuncia que sus opiniones han sido torpedeadas por el Ayuntamiento, «calificándonos de alarmistas, de indocumentados y de interesados», lamenta el presidente de Ameco. Avisa que estas aves tienden a cobijarse en los núcleos urbanos donde se siente protegidas de las rapaces «y se puede llegar a una situación insostenible para los comercios, los monumentos y los vecinos, como es el caso de la Plaza de Trinidad en Granada, donde un grupo de aproximadamente 12.000 ejemplares ha asentado su dormidero tras la destrucción de las choperas que había en las inmediaciones de la ciudad de Granada». Pide por tanto que no se haga el proyecto de huertos sociales.

La Concejalía de Agricultura piensa seguir con su adecuación de los huertos sociales porque entiende que no se daña el hábitat de la zona y apuesta por la labor social y económica para beneficio de familias que lo necesitan. Esta redacción también ha recabado la opinión técnica del Área Municipal de Medio Ambiente, que no ve causa directa de la construcción de estos huertos con la emigración del estornino negro a otros lugares de la ciudad, una actividad, que según esta opinión, se sucede cuando bajan las temperaturas y para escapar de los depredadores. Admiten que se han cortado árboles, pero matiza que han permanecido parte de la vegetación arbórea, en una zona donde el PGOU permite incluso la construcción de una calle.

 

Fotos

Vídeos