La Cátedra Blas Infante rescata la semblanza de personalidades andujareñas

Ahondar en hechos y figuras locales

Busto de González Orea en el museo que lleva su nombre en la ciudad. /J. C. GONZÁLEZ
Busto de González Orea en el museo que lleva su nombre en la ciudad. / J. C. GONZÁLEZ
HISTORIA Y CULTURA

Su congreso da a conocer hechos históricos y figuras que han marcado el devenir de la historia de la ciudad, Andalucía y España

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZ ANDÚJAR CORRESPONSAL

Aparte de recuperar la Cátedra Blas Infante, que subraya el enorme arraigo del andalucismo en Andújar, el primer congreso de esta nueva etapa pretende significar y enaltecer a figuras y hechos de la tierra y de la zona, para que las generaciones venideras conozcan la verdadera identidad de Andújar, para que sepan valorarla en su justa medida. Así se da un paso más en el incremento del autoestima de la ciudad.

El ejemplo más palpable de estas aspiraciones se encuentra en las conferencias que impartieron los ponentes en el reciente congreso celebrado en el Palacio de los Niños de Don Gome, donde se habló de importantes figuras de la tierra. El sacerdote y escritor, Juan Rubio, hizo referencias sobre el insigne escultor universal Antonio González Orea, del que dice «puso el alma en el barro». Explicó el proceso de transformación del artista.

El diácono permanente y escritor, Andrés Borrego, ensalzó la figura de Francisco Arias Abad, «su trayectoria vino marcada por la pasión educadora y periodística en unos años de incertidumbre y en una provincia abandonada y desolada». Borrego detalla como Arias Abad comenzó a ejercer de Maestro Nacional a finales de la primera década del siglo XX, en pleno desencanto del pueblo español.

El académico y cronista oficial de Andújar, Enrique Gómez, ha rescatado a un personaje ilustre, Antonio Terrones, que vivió en Andújar a caballo entre los siglos XVI y XVII. Fue caballero capitular del Ayuntamiento y autor de una historia de Andújar y de patrón, San Eufrasio.

Los fueros

El archivero municipal, Vicente Maroto, describe en su trabajo el privilegio real de confirmación de derechos y fueros concedidos al Concejo de Andújar en el año 129, durante el primer año de reinado de Fernando IV.

El historiador Luis Pedro Pérez, realiza una semblanza de Eufrasio Jiménez Cuadros, Marques de la Merced y alcalde de la Restauración en Andújar «contribuyó a la gestación del Partido Conservador en el periodo de la Restauración», afirma esta estudioso.

El profesor Juan Vicente Córcoles de la Vega describe la Andújar de 1830, previa a la creación de la Junta Suprema «destacó la creación del Cementerio Municipal y la llegada del liberalismo», constata. El catedrático, Juan Martos recuerda, que Al Bayyasi fue el último emir árabe que tuvo Andújar y resalta como entabló amistad con Fernando III El Santo. El doctor en Historia del Arte, José Domínguez, cita como Andrés de Vandelvira renovó el viejo edificio medieval del Santuario. El escritor Juan Carlos Toribio hace una reseña de las referencias de literatos a Andújar y la doctora en Derecho, María del Pilar Fernández, recuerda como hubo un ejército andaluz en el año 1835, como germen de la Junta Suprema.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos